VEJIGA CAÍDA

 

(PROLAPSO DE ORGANO PELVICO)

 

Hola a continuación hablaremos sobre la “vejiga caída” que es el nombre que conocemos comúnmente, pero en realidad se llama prolapso de órgano pélvico, es un tema abundante donde hay muchos detalles que se deben conocer, así que empezaremos por decirte los detalles básicos, para empezar esto solo se presenta en mujeres, esto a causa del orificio de la vagina que permite que los órganos que se encuentran por encima de este, se protruyan o caigan. Como los son la vejiga, el útero, parte de la vagina, el recto o hasta incluso intestinos.

¿Qué puedo sentir?

Los síntomas de la vejiga caída o el prolapso de órgano pélvico son muy variados entre los que se encuentran:

Sensación de bulto o cuerpo extraño en vagina (como sentir un limón dentro la vagina)

Frecuencia urinaria (acudir constantemente a orinar)

Urgencia urinaria (deseo rápido, intenso de ir a orinar)

Incontinencia urinaria

Dolor vaginal

Dolor a las relaciones sexuales

Sensación de vaciar la vejiga por completo

Dificultad para orinar

Pujar al orinar

Chorro débil o delgado

Infecciones constantes de la orina

Dolor o sensación de pesadez debajo del ombligo

Dificultad para defecar

Estreñimiento

Y otros más

 

¿todas las vejigas caídas dan esos síntomas o problemas?

Es muy importante que sepas que no todas las vejigas caídas o los prolapsos de órganos pélvicos darán todos los síntomas, hay dos cosas que se deben de tomar en cuenta, 1 el tamaño y 2 el órgano que se encuentre protruido o caído.

Dentro de las clasificaciones de prolapso u órganos caídos existen varias categorías que van de menor a mayor, en lo que encontramos que los órganos que se encuentran caídos en menor grado que normalmente no dan síntomas en lo absoluto, pero los grados grandes pueden dar síntomas muy variados.

Los órganos que pueden salirse o protruirse por el agujero vaginal son la uretra, la vejiga, el útero, el recto, los intestinos, entonces los síntomas dependerán del órgano que se encuentra caído, por el ejemplo si lo que se cayo es la vejiga dará problemas urinarios mayormente, sin embargo, si lo que se cae es el recto dará mayores problemas para defecar como estreñimiento o pujo para orinar por dar algún ejemplo.

Te explicaré brevemente de lo que esto se trata, para empezar, hablaremos del piso pélvico que se encuentra ubicado debajo de la pelvis y son una serie de músculos que tiene la función de sostener todos los órganos que se encuentran la pelvis.

Puedes observar de rojo-naranja los músculos del piso pélvico.

 

Estos músculos no solamente se encuentran fijos para sostener los órganos de la pelvis, sino que además de esto tiene la función de moverse generalmente adelante o hacia atrás, en caso de esfuerzos como tos, estornudos, etc., o cuando vamos a orinar o defecar deben de relajarse para permitir el paso adecuado.

Por encima de estos existen unas estructuras llamadas fascias las cuales si, se encuentran fijas y tienen la función de sostener los órganos desde distintos puntos de la pelvis, es decir son como una hamaca, estas fascias realmente son las que hacen que los órganos de la pelvis no caigan por el agujero vaginal.

En esta ilustración podemos observar de blanco grisáceo, las fascias y hacia donde se sostienen para lograr un sostén adecuado.

De manera que cuando estas hamacas se dañan, el órgano que están sosteniendo protruye o se cae por el agujero vaginal.

Entonces ahora puedes entender esta ilustración donde observamos que lo que esta protruido es la vejiga, el útero, el recto. Para que tengas una mayor idea las fascias hace sobre la vagina como una tienda de campaña que sostiene todos los órganos.

¿Qué causa la caída de la vejiga o de los órganos de la pelvis?

Como veras el factor determinante es que las fascias o hamacas que sostiene los órganos se rompan o aflojen, para lo cual contribuyen los embarazos, los partos, la edad, el cargar cosas pesadas, los esfuerzos, la tos crónica, pujar frecuentemente, obesidad, enfermedades que afectan la formación o el desarrollo del colágeno (muy raras), etc.

¿todos los tratamientos son quirúrgicos?

La respuesta es NO, realmente se deben de tomar en cuenta muchos factores para considerar el tratamiento, dentro de los que se encuentran la edad, el grado de prolapso, el órgano que se encuentra caído, las molestias que cause, las demás enfermedades que presente la persona.

Normalmente si el prolapso es muy pequeño y solo da síntomas urinarios leves se pueden hacer ejercicios de Kegel, para fortalecer los músculos de la pelvis y esfínter urinario, también se puede hacer algo que se llama reeducación vesical, es decir orinar con horario, relajar adecuadamente la pelvis al ir a orinar, todos esto dependiendo de los síntomas.

En casos más grandes el tratamiento puede ser quirúrgico sobre todo cuando causa síntomas severos, pudiendo ser la vía de abordaje vaginal o abdominal, en raros casos en los que la cirugía no se pudiera realizar, existen unos aparatos llamados pesarios colocándose dentro de la vagina, impidiendo que los órganos se caigan o protruyan por el agujero vaginal.

 

Si te ha gustado por favor déjanos un comentario.

 

Autor Dr. Luis Alvarez

 

0 comments

No hay comentarios. Sé el primero en comentar!

Deja tu respuesta