ENURESIS

 

 

Otros nombres:

Mojar la cama

Orinarse dormido

 

Es la perdida involuntaria de orina durante el sueño, después de los 5 años de edad y al menos 3 veces por semana y otras definiciones abarcan que debe de tener una duración de más de 3 meses. Debe haber ausencia de defectos anatómicos de la vía urinaria o problemas neurológicos.

Aunque este problema pudiera parecer algo simple, la mayoría de las veces afecta fuertemente el entorno social de la familia y causa problemas psicológicos en los niños que la padecen, provoca problemas entre los miembros de la familia, molestia entre ellos ya que la mayoría de las veces los padres deben levantarse durante las noches para cambiar la ropa de cama, causando enojo, molestia y hasta violencia física, en algunas ocasiones incluso los padres llegan a pensar que el niño lo hace a propósito o conscientemente, también ocasiona problemas económicos ya que constantemente la ropa de cama debe renovarse, el niño regularmente está enfermo y ocasiona gastos médicos como consultas y medicamentos. Finalmente, lo más importante es la salud mental de nuestros hijos, origina depresión, ansiedad, falta de confianza y otros problemas psicológicos, e incluso se privan de quedarse en casa de otros familiares o amigos

 

¿Hasta cuando es común que mi hijo moje la cama?

Un niño logra el control de la orina entre los dos y tres años de edad, sin embargo, se toma aún como normal hasta los 4 años de edad. Es decir, si alcanza los 5 años y aún moja la cama ya presenta este problema.

¿Qué síntomas tiene esta enfermedad?

Este problema no presenta ningún síntoma es decir el niño está totalmente sano durante el día, no presenta fugas de orina al estar despierto, pero durante la noche es común que moje la cama incluso en varias ocasiones en una sola noche. Casi siempre tiene algo en común que es un sueño muy pesado o profundo, inclusive existe experiencias de padres reportando que han visto que están orinando en la cama y no logran despertarlos.

Pueden también tener síntomas como infección de vías urinarias frecuentes, dolor al orinar, ir constantemente a orinar durante el día, urgencia para orinar, aunque cuando se presenta estos tipos de síntomas generalmente viene acompañado de otras enfermedades y entra en otro tipo de clasificaciones.

Clasificaciones:

Enuresis monosintomatica: moja la cama sin presentar otra enfermedad de las vías urinarias o problemas neurológicos.

Enuresis no monosintomatica: se utiliza en pacientes que presentan síntomas urinarios como dolor o ardor al orinar, orinar frecuentemente, incontinencia de orina cuando esta despierto, urgencia para orinar, pujar al orinar, sensación de no vaciar completamente, goteo posterior a terminar, etc.

Enuresis primaria: el niño no ha estado seco por periodos mayores de seis meses. Te explico sin un niño digamos de ocho años durante toda su vida no ha logrado periodos mayores de seis meses sin mojar la cama se dice que pertenece al grupo primario

Enuresis secundaria: el niño ha estado seco por periodos mayores a seis meses, pero vuelve a mojar la cama en un periodo mayor a este.

¿Es verdad que es un problema psicológico?

Anteriormente se decía que la causa más común se debía a un problema psicológico como estrés, ansiedad, trastorno déficit atención hiperactividad, abuso físico o abuso sexual y durante muchos años el manejo inicial se daba por el psicólogo o psiquiatra y una vez que este descartaba problemas psicológicos se enviaba al médico para encontrar causas fisiológicas, hoy en día sabemos que solo el 20% es de origen psicológico y que tiene mucho más que ver cuando se presenta enuresis secundaria es decir cuando el niño paso periodos de más de seis sin mojar la cama y recurre con este problema.

¿Entonces cuál es la causa de este problema?

Bien ahora vamos a ponernos un poco científicos para entender las causas:

La primera: es una elevada producción de orina durante la noche o periodos de sueño, normalmente durante la noche nuestro cuerpo disminuye la producción de orina, esto se logra por la regulación de una hormona llamada antidiurética (anti:contra, diuresis:orina) es decir se encarga de no formar o disminuir la producción de orina sobre todo durante la noche o el sueño. De esta manera si esta hormona se encuentra afectada o en concentraciones mínimas durante el sueño, se formará una mayor cantidad de orina lo que dará como consecuencia el pronto llenado de la vejiga. Una vez llena la vejiga inconscientemente tenemos reflejos de vaciamiento y sumando también el sueño profundo de estos pacientes provoca que el niño moje la cama sin despertarse.

La segunda: se debe a una hiperactividad de la vejiga, es decir, en este caso hay una formación de orina normal, aquí el problema es que cuando la vejiga alcanza una cantidad de orina normal, se vacía sola sin el consentimiento voluntario de nuestro cerebro, provocando perdida de orina y mojando la cama

La tercera: se llama micción disfuncional, cuando vamos a orinar la vejiga debe de contraerse o exprimirse y el esfínter urinario que es como una puerta debe abrirse para dejar salir la orina, en la micción disfuncional este esfínter no se abre adecuadamente, provocando que quede una cantidad de orina dentro de la vejiga causando que la vejiga se llene pronto y que, con los reflejos de micción, el paciente orine y moje la cama.

Es importante mencionar que los reflejos que se comentan no son voluntarios, conscientemente no mandamos sobre ellos, estos se rigen por el sistema autónomo de nuestro cuerpo.

Afecta a niños y niñas, aunque es mucho más común en los varones, se va resolviendo con la edad, a los 7 años 7% a 10%, 11 a 12 años 1.7% a 4.7%, 15 años 0.5% a 1.7%, como ves se este problema resuelve con la edad el problema es la incomodidad que durante años puede pasar el niño. En los adultos se puede presentar 0.1% es decir 1 de cada 1000.

EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO:

Para empezar, debemos hacer una evaluación integral y dirigida, se realiza un examen que se llama CARTA FRECUENCIA VOLUMEN, que consiste en apuntar dos o tres días, ingesta total de líquidos, cantidad total de orina, frecuencia de micción, patrón de la micción es decir si la perdida de orina fue durante la noche únicamente o también durante el día, como se presentaron las pérdidas de orina, con dolor, ardor, con urgencia etc. Esto con el fin de valorar el tipo de problema que presente y dar el mejor manejo.

Iniciamos el tratamiento con algo llamado terapia motivacional que consiste en:

Restricción de líquidos dos horas antes de dormir

Orinar y tratar de vaciar la vejiga por completo antes de ir a la cama

Reforzamiento positivo con cartas miccionales, este tipo de cartas es para premiar a los niños, se van llenando día a día de manera que cuando alcance una meta se recompense. Existen muchos tipos de cartas en los que se puede ir llenando con caritas felices.

Recompensa cuando se logran periodos libres de mojar la cama.

Este tipo de tratamiento pueden lograr una resolución de 15 a 20% a los 3 meses, aunque es necesaria la participación de los padres, involucrarse por completo en la motivación del niño.

¿Qué evitar?

Es de verdad necesario evitar por todos los medios regañar o agredir física o verbalmente al niño debes de comprender que está enfermo y que no depende de él el mojar la cama, es totalmente involuntario. Otra cosa que debemos evitar son las terapias de levantar o despertar al niño durante la noche, ya que esto provocará cansancio e irritación tanto en el niño como en los padres o el cuidador.

Terapia de alarma:

Esta terapia consiste en colocar un dispositivo electrónico que al momento de estar en contacto con la humedad (orina) suena o se mueve para despertar al paciente, se puede colocar como calzoncillo o en el colchón extendido en las sabanas. Presenta muy buenos resultados de curación y de no ser así se puede combinar con medicamentos para obtener mayor efectividad.

 

 

Existen otro tipo de tratamientos como la acupuntura de las cuales no se explica adecuadamente su mecanismo de acción.

Las siguientes terapias involucran ya medicamentos que deben ser recetados por médicos expertos en este tema.

Existen pacientes, aunque son la minoría, rebeldes a tratamiento donde ya deben de hacerse estudios médicos diversos para llegar a una causa adecuada.

 

Si te gusto nuestro artículo por favor comenta, igualmente si tienes dudas por favor comunícate con nosotros.

 

AUTOR DR. LUIS ALVAREZ

0 comments

No hay comentarios. Sé el primero en comentar!

Deja tu respuesta